Las mejores obras de teatro de la historia

Lista de las mejores obras de teatro de la historia, des de las obras más destacadas del teatro clásico hasta la gran dramaturgia del teatro moderno.

‘El teatro es poesía que se sale del libro para hacerse humana.’

— Federico García Lorca

Obras de teatro históricas

Lista de las obras de teatro más famosas de la historia que aparecen entre los libros más importantes de la literatura universal, según el Club de Libros de Noruega.

Casa de muñecas

Henrik Ibsen
Et dukkehjem
1879, Noruega

Casa de muñecas es una de las grandes obras del teatro occidental que retrató la trágica hipocresía del matrimonio de la clase media del siglo XIX. Con esta obra Ibsen marcó el comienzo de una nueva era social y se convirtió en una sensación internacional como una nueva escuela de arte dramático; el autor noruego fue leído y representado en toda Europa en numerosas traducciones como casi ningún dramaturgo antes. Casa de muñecas populariza el drama realista a través de la historia desgarradora de un matrimonio aparentemente feliz, pero un giro crítico de los acontecimientos revela una relación falsa. La figura femenina, elemento central de la obra, desvela el papel de sacrificio que desempeñan las mujeres en la sociedad, principalmente en el matrimonio y en la educación y la moral transmitidas a los hijos. Una gran obra de teatro memorable.


Edipo rey

Sófocles
Oι̉δίπoυς τύραννoς, «Oidipous Tyrannos»
430 a. C., Imperio ateniense

Con Edipo Rey, Sófocles marcó la cumbre del drama clásico griego. La obra, una historia de un rey que actúa completamente en la ignorancia, nos descubre a Edipo, quien, al intentar huir de su destino con ingenio, se apresura a enfrentarlo. Un hombre honesto e inteligente, amado gobernante de la ciudad de Tebas; no desfallece en el intento de descubrir la verdad, a pesar de que, a medida que se acerca, vislumbra que esta será la causa de su desgracia. La ciudad de Tebas ha sido afectada por una plaga, por ello Edipo consulta al oráculo de Delfos, quien le advierte que la peste cesará solo cuando el asesino del primer esposo de la reina, el rey Laius, haya sido encontrado y castigado por su acto. A través de esta tragedia Edipo se convierte en el héroe que lucha por responder a la eterna pregunta, «¿quién soy yo?».


Fausto

Johann Wolfgang von Goethe
Faust
1808 – 1832, Ducado de Sajonia-Weimar, Alemania

El Fausto de Goethe es una de las obras más grandes de la literatura alemana de la era moderna y una de las tragedias más grandes de la literatura mundial. Fausto consumió gran parte del pensamiento y el trabajo de Goethe durante toda su vida. El poeta, novelista y dramaturgo alemán, esbozó los primeros bocetos de la historia cuando aún era un joven estudiante de derecho y no completó el acto final de la obra hasta un año antes de su muerte, aproximadamente sesenta años después de que comenzara. Fausto, el protagonista, busca una vida más plena y conocer la naturaleza y el universo. A través de una apuesta con el Diablo, espera aprovechar una vida más allá de su estudio y ver las respuestas que el universo podría proporcionarle.


Hamlet

William Shakespeare
The Tragedy of Hamlet, Prince of Denmark
1603, Inglaterra

» Hamlet » traza el admirable retrato de un legendario príncipe de Dinamarca soñador, contemplativo, sumido en dudas e irresoluciones, que, obligado a esclarecer los motivos que llevaron a la muerte de su padre, sucumbe ante la fatalidad de las circunstancias. Su ambigüedad, su ambivalencia y su desorientación lo aproximan notablemente a la sensibilidad de nuestra época.

Medea

Eurípides
Μήδεια, «Mēdeia»
431 a. C., Imperio ateniense

Una de las tragedias griegas más importantes, interpretada a través de los siglos de diversas maneras, ofreciendo lecturas políticas, psicoanalíticas, feministas… Medea se centra en el mito de Jasón, líder de los argonautas, que ha ganado el tesoro del vellocino de oro custodiado por un dragón con la ayuda de la hechicera Medea. Tras casarse con esta y ser padre de sus dos hijos, Jasón la abandona por Glauce, hija de Creonte, sin sospechar nunca la terrible venganza que su primera esposa tomará. El magistral retrato de Eurípides de los motivos que impulsan a Medea a buscar venganza por el insulto y la traición de su marido ha mantenido al público del teatro embelesado durante más de veinte siglos.

Otelo

William Shakespeare
The Tragedy of Othello, the Moor of Venice
1609, Inglaterra

La trama de Otelo de Shakespeare está tomada en gran parte de la historia Un Capitano Moro (1565) de Giraldi Cinthio, una historia de amor, celos y traición. Sin embargo, los personajes, temas y actitudes de las dos obras son muy diferentes, siendo la obra de Shakespeare un estudio más involucrado de la naturaleza humana y la psicología. El dramaturgo inglés crea un poderoso drama de un matrimonio que comienza con la fascinación y una intensa devoción mutua y que termina precipitadamente con una rabia celosa y muertes violentas. Shakespeare construye tantas diferencias entre su héroe y su heroína que uno no debería, tal vez, sorprenderse de que el matrimonio termine desastrosamente.


El rey Lear

William Shakespeare
King Lear
1608, Inglaterra

El Rey Lear forma parte de la lista de obras de teatro clásicas más aclamadas. Con este drama Shakespeare nos desafía con la magnitud y la intensidad del dolor, sus personajes endurecen sus corazones, se involucran en la violencia o intentan aliviar el sufrimiento de los demás. El mismo Rey Lear se enfurece hasta que su cordura se quiebra. La obra nos habla sobre las familias que luchan entre la codicia y la crueldad, por un lado, y el apoyo y el consuelo, por el otro. Las emociones son extremas, magnificadas a proporciones gigantescas. Vemos a la vejez retratada en toda su vulnerabilidad, orgullo y sabiduría, una de las razones por las que la más devastadora de las tragedias de Shakespeare es también su más conmovedora.


Shakuntala

Kalidasa
अभिज्ञानशाकुन्तलम्, «Abhijñānaśākuntalam»
siglo I a. C.-IV d. C., India

Este texto trata sobre personaje del Majabhárata. Para la ópera de Alfano. Según el antiguo texto épico sánscrito Majabhárata, Shakuntalá era la hija de la apsarás Menakā, que sedujo por una noche al sabio Vishuamitra.Dice la leyenda, que la ninfa la abandonó en un bosque luego de parir; allí la pro-tegieron y alimentaron las aves hasta que la encontró el sabio Kaṇua, quien la llevó a su ermita y la crio como su hija. Allí fue descubierta por el rey Dushianta durante una cacería. Se casaron y tuvieron al rey Bharatá —quien sería el primero de los 12 chakrá-vartis o sarva-bhaumá (o sea, ‘emperadores del mundo’) —La historia del encuentro accidental de Dushianta con Shakuntalā, su matrimonio, separación, cómo él la repudió debido a una pérdida temporal de la memoria (de-bido a una maldición) y de cómo después la reconoció gracias a un anillo que se había perdido pero que fue recuperado, forma el tema del celebrado drama de Kali Dasa llamado Abhigñana Śakuntalā (‘el reconocimiento de Shakuntalá’)


El teatro no está hecho únicamente de literatura. Sobre la letra de la obra se construye una representación escénica frente al público que es la esencia teatral y que, seguramente, se remonta en uno u otro modo a épocas muy remotas. Es fácil, por ejemplo, encontrarle un parentesco con ciertos rituales de tipo simbólico presentes en culturas milenarias.

Pero la verdadera historia del teatro antiguo arranca en Grecia, que inventó la tragedia y la comedia y dio al mundo los primeros grandes nombres (Esquilo, Sófocles, Aristófanes) de las artes escénicas.

La Edad Media está dominada por el teatro religioso, pero en el Renacimiento se abre una época fecundísima para el género que da muchas de las mejores obras de teatro de la historia. El período isabelino en Inglaterra tiene a Marlowe y Shakespeare, y el Siglo de Oro español a Tirso de Molina, Lope de Vega y Calderón de la Barca. El XVII francés, por su parte, cuenta con Molière y Racine. De las plumas de todos ellos saldrán clásicos como Otelo, Hamlet, Fuenteovejuna o Tartufo, cuyos protagonistas se encuentran entre los personajes destacados a lo largo de la historia del teatro.

Tendencias románticas y naturalistas marcaron el siglo XIX y prepararon el terreno para el XX, que también aportó autores mayúsculos a la historia del teatro moderno. Ionesco, Pirandello, Bertolt Brecht o Tennessee Williams son algunos de esos nombres, pero también lo son Valle Inclán, Mihura o Buero Vallejo, quienes dejaron piezas memorables en el repertorio hispano.  

Las nuevas corrientes dramáticas mantienen vivo un arte que cuenta con más de dos milenios de antigüedad, y no resulta extraño ver obras de teatro basadas en libros de otros géneros. En Asia, el teatro chino y el japonés (especialmente el nô y el kabuki) continúan escribiendo, desde hace siglos, su propia historia.


Los clásicos del teatro vistos por el cine

Los clásicos del teatro vistos por el cine

Aunque hace muchas décadas que el cine se impuso al teatro como medio visual masivo, el séptimo arte nunca ha dejado de acudir a las obras escritas para las tablas.…

La letra o la vida: escritores con biografías convulsas

La letra o la vida: escritores con biografías convulsas

El tópico suele presentar al escritor como un ser aislado, encerrado entre cuatro paredes y encorvado sobre sus papeles. Pero un vistazo a la historia de la literatura basta para…

Escribir tras los barrotes

Escribir tras los barrotes

¿Qué hace un escritor en la cárcel? Pues escribir, naturalmente. Muchos autores concibieron entre rejas obras que quizá habrían sido muy diferentes en otras circunstancias. Una de ellas es nada…